Imágenes

Noticias de la Clínica Podológica Ondara


¿Cómo cuidar los pies de cara al verano?

10 de junio de 2019



Con la llegada del verano y el calor empieza también un periodo delicado para los pies. Debido principalmente al cambio del tipo de calzado como a las nuevas condiciones climatológicas los pies pueden sufrir determinados problemas, por lo que deberíamos seguir algunas recomendaciones muy sencillas para evitarlos.



El calor y el sudor 
  • Lavar diariamente los pies con un jabón de PH neutro, y realizar siempre un exhaustivo secado en particular entre los dedos.
  • Utilizar los productos recomendados por el podólogo para las alteraciones de la sudoración.
  • Es aconsejable el uso de medias y calcetines de algodón o hilo (fibras naturales), ya que son los materiales más transpirables.
El sol
  • Poner crema protectora en los pies para evitar quemaduras solares.
  • Evitar calzados oscuros cuando se tenga que estar expuesto al sol durante un periodo largo de tiempo, ya que absorben más radiaciones solares y concentran el calor.
  • El sol, el agua, el cloro y el zapato destalonado son algunos factores que provocan la sequedad de los pies e incluso la formación de grietas, se deben utilizar cremas hidratantes de forma diaria.
El calzado
  • Usar un calzado cómodo, de material transpirable y suave, amplio, preferentemente con sujeción en la parte posterior y con una suela amortiguadora a la par que flexible.
  • A la hora de utilizar el calzado del año anterior es importante, si es de piel, darle una capa de crema por dentro para que los forros que se han quedado duros y secos no agredan al pie, además de usarlo en casa antes de salir a andar con ellos.
Contagios e infecciones
  • La utilización de chanclas o zapatillas a la hora de acudir a piscinas o duchas públicas es importante, ya que evita en muchas ocasiones el contagio por hongos, papilomas e infecciones.
  • Tus toallas y calzados han de ser únicamente utilizados por ti, no se deben compartir para evitar posibles contagios.
  • El Pie de Atleta, otro de los problemas típicos en verano, es una infección por hongos debida a una sudoración extrema y humedad concentrada en los pies.
  • Prestar atención a las lesiones entre los dedos, durezas, grietas, ampollas, zonas con cambios de coloración, heridas, y uñas encarnadas. Acudir al podólogo siempre que lo considere necesario.

Calendario trabajo Semana Santa

17 de abril de 2019



8 cosas que NO debes hacer para disfrutar esta Semana Santa

15 de abril de 2019


¡Ya estamos entrando en la Semana Santa!
¿Quieres disfrutar de ella?
👉🏻Te decimos lo que NO debes hacer para que tus pies 👣no te fastidien esta Semana Santa.
👇🏼👇🏼👇🏼👇🏼👇🏼👇🏼👇🏼👇🏼👇🏼👇🏼👇🏼👇🏼👇🏼👇🏼👇🏼
8 cosas que NO debes hacer para disfrutar esta Semana Santa:
1️⃣Si eres de esos presumidos que estrenan zapatos durante estas fiestas, en las que se suele caminar bastante (por el campo, en las procesiones, por los paseos marítimos...) procura ponértelos en casa a ratos varios días antes, para que el zapato se amolde a tu pie.
2️⃣Si vas a ir a ver procesiones:
NO te pongas zapatos de tacón 👠 de más de 3 cm de altura! Utiliza calzado cómodo para caminar y esperar largos ratos de pie hasta que llega la procesión.
3️⃣Si vas de viaje 🧳:
NO lleves solo un par de zapatos. Es conveniente llevar unas zapatillas 👟de deporte para alternar el calzado y evitar las temidas rozaduras .
4️⃣Si vas a la playa 🏖:
NO dejes de ponerte protección solar en los pies... hasta en la zona plantar!! En los primeros baños de sol la piel es más propensa a quemarse al no estar aún bronceada.
5️⃣Si vas a la montaña :
NO vayas con cualquier zapatilla deportiva, existe calzado específico para hacer trekking y senderismo con especial agarre al suelo y que aporta mayor sujeción,para evitar los posibles esguinces de tobillo y uñas con hematomas al caminar por terreno irregular.
6️⃣NO uses sandalias 👡 ni zapato descubierto si piensas estar en sitios donde haya aglomeración de gente , ya que tienes muchas posibilidades de llevarte un pisotón! Protege tus pies con calzado cubierto.
7️⃣NO uses todos los días de Semana Santa el mismo calzado:
deja que se seque la humedad 💦del interior del zapato producida por el sudor de tus pies 🦶 si pasas muchas horas con ellos puestos y altérnalos con otros.
8️⃣Si sales de penitente o costalero en una procesión:
además de llevar calzado cómodo,NO olvides llevar apósitos hidrocoloides (tipo Compeed®️) para evitar ampollas durante la estación de penitencia. Evita ir descalzo ya que puedes pincharte un cuerpo extraño y puedes sufrir contagios como el del papilomavirus o los hongos.



Cómo afecta el sobrepeso a los pies

6 de marzo de 2019



En consulta nos encontramos con pacientes que padecen diversas dolencias en sus pies y que, además, tienen problemas de sobrepeso.


El sobrepeso es un trastorno que tiene efectos en todo el cuerpo, tales como problemas de circulación, exceso de colesterol, limita considerablemente la movilidad, la flexibilidad, la resistencia y tiene un impacto directo en las articulaciones, especialmente las de las extremidades inferiores, cadera, rodilla, tobillo y a nivel general en los pies.

El peso debe guardar relación con nuestra estatura; para ello existen tablas y datos sobre la composición corporal que nos pueden orientar (porcentaje de grasa, peso de la masa muscular, nivel de hidratación, peso del hueso, perímetro de cintura, etc.) y en caso de necesitar ayuda profesional, consultar al médico o nutricionista. Cuando el cuerpo presenta un aumento considerable en cuanto a su volumen como en su peso el impacto, especialmente, a nivel de los pies puede ser muy perjudicial, ya el aumento de la presión debe repartirse sobre la misma limitada superficie de impacto en los pies, lo que da lugar a sobrecargas articulares, elongaciones ligamentosas y deterioro en la calidad de los tejidos de los tendones.

Es fundamental comprender que para que un tratamiento cuente con la máxima probabilidad de éxito es necesario que el paciente intente en la medida de lo posible disminuir las cargas que traslada a sus pies.


ICOPCV

¿Pronas o supinas? En la pisada no hay blanco o negro

11 de febrero de 2019



Probablemente con el boom del running, trail y el marketing de muchas tiendas de deporte habrás oído la importancia de saber cual es tu tipo de pisada, aunque desgraciadamente vamos a daros una mala noticia: cuando hablamos de la pisada no existe blanco o negro.

















Aunque las compañías de marketing nos han hecho un favor a los podólogos introduciendo en vuestras mentes estos conceptos y seáis más conscientes de la importancia de realizar una visita al podólogo para comenzar vuestra andadura deportiva, el pie no prona o supina, sino que hace las dos cosas. ¿CÓMO? 

Cuando un podólogo analiza la pisada mediante un estudio biomecánico tenemos en cuenta el pie tanto en estática como en dinámica, y en este segundo tenemos que decir que el pie se mueve en los tres ejes del espacio. 

 No queremos abrumaros, pero nuestro pie es una máquina de ingeniería y por lo tanto, es difícil ofrecer un diagnóstico sin una dotada formación como puede ofrecerla un podólogo. 

 Pero, ¿por qué es importante conocer nuestra pisada? 

 Tanto si practicas deporte como si no, a diario nos desplazamos gracias a nuestros pies y muchas de nuestras dolencias en las rodillas o caderas derivan de una mala pisada, por ejemplo un pie que pisa con la parte de fuera puede tener consecuencias en la rodillas, otro ejemplo, una rodilla en valgo (hacia dentro) puede ofrecer un falso pie plano y éste a su vez, dolor en el pie y así podemos daros muchos más ejemplos. Lo importante de conocer nuestra pisada, no es solo para tratarla con plantillas, sino para prevenir futuras lesiones mediante el uso correcto del calzado, la realización de ejercicios y si procede, con plantillas a medida.

Vía ICOPCV

¿Cómo proteger los pies cuando se corre en invierno?

7 de enero de 2019



Cuando yo corría, una de las sensaciones más desagradables que recuerdo es precisamente correr con los pies fríos. Esa sensación de incomodidad y de desasosiego absolutas, incluso de dolor.
Las bajas temperaturas pueden provocar ciertos daños, y no proteger correctamente nuestros pies puede causar otro tipo de problemas en la salud general de nuestro cuerpo. No hay que olvidar que con las bajas temperaturas, se intensifica la posibilidad de lesionarse o sufrir alteraciones biomecánicas por andar o correr.



Para evitar esta sensación que a veces puede ser incluso dolorosa debido a la cianosis que provoca el frío en zonas distales del cuerpo, podemos seguir algunas recomendaciones:

Elegir un calzado apropiado para las condiciones climáticas: busca un zapato con la menor malla/tela posible. Los hay también con tejidos especiales como el Gore-Tex. Para la nieve puedes comprar zapatos específicos para correr trail, que aguantan mejor el agua y te darán un poco más de tracción en la nieve o en las zonas heladas.

Usar calcetines adecuados: Los calcetines 100% algodón se humedecen fácilmente, mejor los que están hechos de materiales sintéticos, como el poliéster, acrílicos, Coolmax o el mismo Gore-Tex.

Calentador de pies adhesivo: Se han empezado a usar algunos apósitos o pegatinas que mediante una reacción química producen calor. Aunque leyendo lo que especifica el fabricante no queda claro que sea adecuado ese uso, ya que especifica no usar durante actividades intensas, como pueda ser correr. Además, al aire libre pueden llegar a alcanzar los 73ºC. Aunque son menos duraderas también hay cremas especiales que se pueden aplicar (como las de OXD).

Evitar los charcos y la aguanieve: Aunque parezca obvio, evitar pisar en acumulaciones de agua es fundamental para huir de la humedad en los pies. De lo contrario todas las demás recomendaciones serán insuficientes.

Calentar en interior antes de salir al aire libre: A parte del calentamiento normal, caminar o trotar la mayor distancia posible para calentar los pies antes de salir; subir y bajar escaleras, hacer algo de comba, o algún ejercicio de gimnasia.. Y, si quedas con alguien, no te quedes parado a la intemperie mientras llega.

Olvídate de ir rápido: En estas condiciones, se trata más de fondo que de velocidad. Corre tranquilo e intenta disfrutar del paisaje (imagina correr justo después de una fina nevada).

Cámbiate rápidamente después de correr: Tu temperatura corporal empieza a disminuir en el mismo momento en que paras. Para evitar un resfriado, cámbiate de ropa (de pies a cabeza) lo antes posible.