Noticias de la Clínica Podológica Ondara


Artículo sobre "Deporte y Calzado"

30 de noviembre de 2008








En este mes de Noviembre se ha informado sobre este tema tan importante para los deportistas a través de la publicación de la Marina Alta "re-vista" en su apartado de SALUD.


A continuación lo publicamos aquí también.








Para la adecuada práctica deportiva es de gran trascendencia la buena elección de los diferentes elementos que intervienen en el proceso de entrenamiento, desde la superficie sobre la que se realiza la actividad física, los entrenadores, los equipamientos, hasta la indumentaria. Especialmente la elección del calzado deportivo es un factor determinante, ya que el uso de zapatillas inapropiadas, con el tiempo, puede acarrear graves consecuencias para el organismo.

El primer punto a tener en cuenta es la elección del deporte. Hay zapatillas específicas para cada deporte o actividad física, así que debemos comprar la zapatilla que más se ajuste a la actividad a realizar. En la actualidad, los medios técnicos y la investigación, ha llevado a las marcas deportivas a desarrollar maravillas tecnológicas para proporcionar mayor seguridad, mayor comodidad y mayores prestaciones. Elementos como el colchón de aire, la cámara de aire, el sistema torsión, el sistema traxion o el sistema hexalite y los materiales viscoelásticos son desarrollados por la tecnología para ayudarnos en nuestros requerimientos deportivos.



Pinceladas para una buena elección:

- Comprar siempre centrándose en el pie más grande, normalmente siempre se tiene un pie mayor que el otro.

- Las zapatillas no deben ser ni demasiado flojas ni muy apretadas, los dedos deben moverse libremente y no tocar la puntera.

- Comprar las zapatillas a última hora del día, cuando los pies están algo hinchados, como cuando se practica deporte.

- Probarlas con el mismo tipo de calcetines con los que se vaya a realizar el deporte.

- Tener en cuenta que las zapatillas que dan buen resultado a un deportista no tienen por que ser buenas para otro.

- No se deben estrenar las zapatillas deportivas el mismo día de una competición, el pie tiene que estar adaptado previamente a la zapatilla.

- Hay que tener en cuenta el estado del desgaste de la suela y el kilometraje puesto que la mayoría de los modelos están diseñados para hacer un determinado número de kilómetros y horas de entrenamiento, a partir de los cuales los sistemas de amortiguación se ven afectados. Se deben cambiar con frecuencia para no arriesgarse a una lesión.

- Evitar los sistemas de amortiguación que superen la zona del talón, ya que si estamos demasiado amortiguados, no tendremos una sensación y percepción buena de por donde pisamos, además de provocar inestabilidad a nivel del tobillo.

- Airear el calzado para que se seque bien el sudor evitando así el pie de atleta, y seguir las recomendaciones del podólogo para el control del exceso de sudoración.

- Atar las zapatillas adecuadamente, hay modas que consisten en utilizar el calzado deportivo sin atar y siempre son problemáticas, ya que el pie se mueve en exceso dentro de la zapatilla y provoca malos apoyos.

- La caña alta (altura en el talón) es exclusiva para la práctica del baloncesto, protege de los esguinces, pero a cambio limita la movilidad del tobillo e incide negativamente sobre el rendimiento.

- La suela es muy importante, ya que en terrenos naturales elegiremos suelas con surcos profundos que permitan que la materia que pisemos pueda evacuarse correctamente; en asfalto o materiales sintéticos, los surcos pueden ser menos profundos; y en campos de hierba o similar, los tacos es lo más recomendable.