Noticias de la Clínica Podológica Ondara


Cuide sus pies cuando practique deportes en invierno

16 de enero de 2014


El riesgo de sufrir lesiones aumenta con las temperaturas frías. El Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana da unos consejos para evitarlas. 


Ante la bajada de temperaturas y el comienzo de los deportes de invierno, el Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana brinda varias recomendaciones para cuidar los pies, debido a que las lesiones pueden aumentar con el frío y las exigencias de prácticas como el esquí y el snowboard. 
Los deportes de nieve implican un sobreesfuerzo en la zona inferior de las extremidades que puede acarrear serios problemas como sobrecargas o problemas musculares. Además, existe el riesgo de que aparezcan ampollas o rozaduras en los pies. 

Para evitar posibles complicaciones, siga estos consejos: 
-Prestar atención al calzado. Use siempre uno que aísle la humedad y mantenga el calor. Deben acolchar y proteger los tobillos, y adaptarse a la forma de los pies. 
-Utilizar calcetines de materiales específicos que permitan evacuar la humedad y mantener el calor, que ajusten bien sin presionar y que no tengan las costuras marcadas. 
-Evitar el enfriamiento de los músculos. Las botas de esquí son complejas y, cuando se llevan puestas, los pies no pueden realizar todos sus movimientos fisiológicos, existen movimientos que se frenan y ferulizan con ellas puestas. Por eso se debe calentar antes de su práctica. 
-Las personas que usen plantillas al caminar también deben utilizarlas con las botas de esquí. No hacerlo supondría aumentar presiones y fuerzas anómalas que podrían lesionar el pie o las rodillas. 
-Reabrochar las botas cada poco tiempo para evitar que se desajusten con los movimientos y los cambios de volumen de los pies. 
-No dejar las botas en el maletero del coche una noche entera porque esquiar con unas botas frías puede producir lesiones. 
-Si practica senderismo, utilizar botas de montaña impermeables al agua y a la nieve para mantener los pies completamente secos. También podrían utilizarse zapatillas deportivas si son impermeables y disponen de una suela con buen agarre y antideslizantes. 
-Tras la práctica del ejercicio se recomienda realizar pediluvios de agua fría alternados con agua caliente y finalmente fría, secarlos bien y aplicar después una crema hidratante. Así se estimulará la circulación y mantener en condiciones óptimas los pies del deportista.

Publicado en: elcorreo.com