Noticias de la Clínica Podológica Ondara


Los pies en el Verano

24 de junio de 2014


Con la llegada del calor también da comienzo un periodo delicado para los pies, el cambio de calzado es determinante, además de las nuevas condiciones climatológicas.
Durante esta estación se producen modificaciones en los hábitos de actividades (ir a la playa y a la piscina) y del calzado (manoletinas, sandalias, chancletas), que nos pueden provocar algunos problemas característicos de este periodo sino seguimos algunas recomendaciones muy sencillas para evitarlos.


El calor y el sudor
- Lavar diariamente los pies con un jabón de PH neutro, y realizar siempre un exhaustivo secado en particular entre los dedos.
- Utilizar los productos recomendados por el podólogo para las alteraciones de la sudoración.
- Es aconsejable el uso de medias y calcetines de algodón o hilo (fibras naturales), ya que son los materiales más transpirables.

El calzado
- Usar un calzado cómodo, de material transpirable y suave, amplio, preferentemente con sujeción en la parte posterior y con una suela amortiguadora a la par que flexible.
- A la hora de utilizar el calzado del año anterior es importante, si es de piel, darle una capa de crema por dentro para que los forros que se han quedado duros y secos no agredan al pie, además de usarlo en casa antes de salir a andar con ellos.

El sol
- Poner crema protectora en los pies para evitar quemaduras solares.
- Evitar calzados oscuros cuando se tenga que estar expuesto al sol durante un periodo largo de tiempo, ya que absorben más radiaciones solares y concentran el calor.
- El sol, el agua, el cloro y el zapato destalonado son algunos factores que provocan la sequedad de los pies e incluso la formación de grietas, se deben utilizar cremas hidratantes de forma diaria.

Contagios e infecciones
- La utilización de chanclas o zapatillas a la hora de acudir a piscinas o duchas públicas es importante, ya que evita en muchas ocasiones el contagio por hongos, papilomas e infecciones.
- Tus toallas y calzados han de ser únicamente utilizados por ti, no se deben compartir para evitar posibles contagios.
- El Pie de Atleta, otro de los problemas típicos en verano, es una infección por hongos debida a una sudoración extrema y humedad concentrada en los pies.
- Prestar atención a las lesiones entre los dedos, durezas, grietas, ampollas, zonas con cambios de coloración, heridas, y uñas encarnadas. Acudir al podólogo siempre que lo considere necesario.