Noticias de la Clínica Podológica Ondara


El pie de atleta

12 de agosto de 2014



Cuando hablamos del “pie de atleta” no nos referimos al pie de Usain Bolt ni al de Kilian Jornet, sino que hablamos de una infección de la piel causada por hongos dermatofitos que en el pie se les denomina pie de atleta, o tiña podal

Los hongos atacan comúnmente los pies porque se desarrollan en ambientes oscuros, húmedos y cálidos tales como en un zapato. Las infecciones micóticas son más comunes en climas cálidos, cuando los pies tienden a sudar más. Y se desarrollan con facilidad en áreas húmedas tales como piscinas, duchas y vestuarios deportivos. 

El pie de atleta habitualmente da lugar a escozor, maceración y descamación de la piel comúnmente en las plantas y entre los dedos de los pies, además de un molesto picor en la zona afectada. En casos avanzados, se pueden presentar inflamaciones, grietas y ampollas. 

El pie de atleta es contagioso no sólo para otras personas, sino también para otras partes del propio cuerpo. Se requiere tratamiento farmacológico mediante pomadas o talcos indicados por el podólogo para cada caso en particular. 


Cómo prevenir el pie de atleta 

  • Lavar los pies todos los días con agua y jabón neutro. 
  • Ser cuidadoso a la hora de secarse los pies y no dejarlos mojados o húmedos, comprobando que la piel entre los dedos quede bien seca después del baño. 
  • Es conveniente cambiar de calcetines a menudo; y si éstos son de algún material fuertemente transpirable, como el "Coolmax", mejor. 
  • Controlar el exceso de sudoración con el tratamiento pertinente. 
  • Aquellas personas que sean propensas a sufrir esta clase de infecciones se recomienda el uso de talco antimicótico en forma preventiva. 
  • En baños o piscinas públicas, utilizar chanclas o algún tipo de calzado para evitar el contacto con el piso. 
  • No compartir nunca calzados ni toallas con otras personas. 
  • Las personas con pie de atleta deben tomar precauciones para evitar que los pies toquen objetos o el suelo que luego vaya a ser tocado/pisado por otras personas para impedir la transmisión de la infección. 

Autor: Raúl Llorca Llorca. Para: corredordefondo.